Archive for 29 marzo 2008

Milagro divino (anónimo)

marzo 29, 2008
Dedicamos una tarjeta para una persona que (gratamente) cambió de rol en nuestra empresa. Y si bien lo importante de las tarjetas (al menos lo importante para mí) es lo que viene en letra humana, también es reconfortante que a uno le regalen una tarjeta con algún mensaje (impreso) que tenga que ver con los valores, las convicciones que uno predica, o con los sentimientos de la persona que la dedican, ¿cierto?. Bueno cuando terminé de dedicarla (entre todas las firmas que había, que eran muchas!), se me ocurrió leer lo que firmé (no lo humano, sino lo impreso). Y resulta que terminó ocupando ese lugar especial que ocupan los textos que leo y han merecido (como si fuera importante ¿no?) un pequeño lugar en este humilde ¿blog?. Pero cuantos interrogantes, vamos al texto. Que lo disfruten!.
Milagro Divino
A eso de caer y volver a levantarte,
de fracasar y volver a comenzar,
de seguir un camino y tener que
torcerlo, de encontrar el dolor y
tener que afrontarlo.
a eso no lo llames adversidad,
llámalo sabiduría.
A eso de sentir la mano de Dios y
saberte importante, de fijarte una
meta y tener que seguir otra,
de huir de una prueba y tener que encararla,
de planear un vuelo y tener que recortarlo,
de aspirar y no poder,
de querer y no saber,
de avanzar y no llegar.
A eso no lo llames castigo,
llámalo enseñanza.
A eso de pasar juntos días radiantes,
días felices y días tristes, días de
soledad y días de compañía.
a eso no lo llames rutina,
llámalo experiencia.
A eso de que tus ojos miren y tus óidos
oigan, tu cerebro funcione y tus manos trabajen,
tu alma irradie, tu sensibilidad sienta, y tu corazón ame.
a eso, no lo llames poder humano,
llámalo milagro divino.

Lago en el Cielo (Gustavo Cerati)

marzo 23, 2008

Un lago en el cielo
quiero ser suave
para evitar tu dureza
apago tu fuego
enciende mi agua
puede que no haya certezas

Vamos despacio
para encontrarnos
el tiempo es arena en mis manos
sé  por tus marcas
cuanto has amado
más de lo que prometiste

Hoy te apuré
(estaba tan sensible)
son espejismos que aumentan la sed
si adelanté no me hagas caso
a veces no puedo con la soledad

Vamos despacio
para encontrarnos
el tiempo es arena en mis manos.
sé por tus marcas
cuanto has dejado
para olvidar lo que hiciste
sentir algo que nunca sentiste

Sos el paisaje más soñado
y sacudiste las más sólidas tristezas
y respondiste cada vez que te he llamado

Vamos despacio
para encontrarnos
el tiempo es arena en mis manos
un lago en el cielo
es mi regalo
para olvidar lo que hiciste
y sentir algo que nunca sentiste
hacerte sentir
algo que nunca sentiste

Sublime Arco Iris Austral

marzo 19, 2008

Así titulé a una de las pocas fotos que subí al sitio “welcome argentina”, donde los visitantes podemos subir fotos de nuestros viajes.

La verdad que no fui partidario de hacerle publicidad a mis fotos para que tengan más hits y así sean más vistas. Simplemente quería que las fotos sean evaluadas por el gusto popular y ver hasta dónde podían llegar.

Subí tres fotos, y en menos de quince días, tengo la grata noticia de que una de ellas, fue elegida como foto del día 19 de Marzo de 2008. Por lo cual ahora sí, me permito poner el link para que puedan visitar la foto del arco iris sobre el Perito Moreno, ojalá la disfruten.

http://www.welcomeargentina.com/fotosdemiviaje/foto_del_dia_1683.html?tab4

Abrazos.

Diego.

Si no te hubieras ido (Mana)

marzo 15, 2008

Este es el nuevo tema que Maná incluirá en su próximo album, el cual es una lista de grandes éxitos en vivo de su última gira. Aca va la letra! (ojo que la escribí escuchando la canción, porque no la encontré, así que guarda con los errores jaja).

Te extraño más que nunca y no se que hacer
Despierto y te recuerdo al amanecer
Me espera otro día por vivir sin tí
El espejo no miente
Me veo tan diferente
Me haces falta tú

La gente pasa y pasa siempre tan igual
El ritmo de la vida me parece mal
Era tan diferente cuando estabas tú
Si que era diferente cuando estabas tú

No hay nada más difícil que vivir sin tí
No…
Sufriendo en la espera de verte llegar
El frío de mi cuerpo pregunta por tí
Y no se dónde estás
Si no te hubieras ido sería tan feliz

La gente pasa y pasa siempre tan igual
El ritmo de la vida me parece mal
Era tan diferente cuando estabas tú
Si que era diferente cuando estabas tú

No hay nada más difícil que vivir sin tí
No…
Sufriendo en la espera de verte llegar
El frío de mi cuerpo pregunta por tí
Y no se dónde estas
Si no te hubieras ido sería tan feliz

No hay nada más difícil que vivir sin tí
No…
Sufriendo en la espera de verte llegar
Y no se dónde estas
Si no te hubieras ido sería tan feliz

Si no te hubieras ido sería tan feliz

Vacaciones, desde el celular (lo que faltaba)

marzo 15, 2008

Esto es lo último que me faltaba desarmar de la mochila de las vacaciones: bajar las fotos del celular.

Y es verdad que estas fotos tienen como otro punto de vista, a pesar de que paisajes se repiten con las fotos de la cámara digital, hay fotos “inéditas” o más bien, uno se pregunta como puede entrar tanta naturaleza en una pantallita tan pequeña de un teléfono. Increible. Bueno ahi van.

31 de Enero 2008 Log�stica31 de Enero 2008 Log�stica

01/02/08 Camino a Villa La Angostura

02/02/08 El jard�n del hostel Bajo Cero02/02/08 De regreso de San Mart�n de los Andes02/02/08 De regreso de San Mart�n de los Andes02/02/08 Lo encontramos, Lago Escondido02/02/08 Lo encontramos, Lago Escondido

03/02/08 De regreso del Bosque de Arrayanes, en el Nahuel Huapi03/02/08 De regreso del Bosque de Arrayanes, en el Nahuel Huapi03/02/08 De noche (si de noche) en el jard�n del hostel

04/02/08 Cumbre en el Cerro Bayo04/02/08 Cumbre en el Cerro Bayo04/02/08 Aerosilla Cerro Bayo04/02/08 Aerosilla Cerro Bayo04/02/08 Bahia Mansa

6/02/08 Cumbre en el Cerro Catedral (el nevado es el Tronador)6/02/08 Cumbre en el Cerro Catedral (el nevado es el Tronador)

07/02/08 Camino a Rio Mayo (increible, pero todav�a se venden cassettes!!!)

08/02/08 Camino a la Cueva de las Manos

09/02/08 Camino a El Chaltén09/02/08 Camino a El Chaltén09/02/08 Camino a El Chaltén09/02/08 Camino a El Chaltén

11/02/08 Glaciar Perito Moreno11/02/08 Glaciar Perito Moreno11/02/08 Glaciar Perito Moreno

14/02/08 Pingüinito en Pennsula de Valdés

17/02/08 Hotel Italia, en Baha Blanca (un cuadro que no se porqué motivo le saqué una foto jaja)

Felicidades (de Cuentos Borgeanos)

marzo 9, 2008

Para ser feliz solo debes entender
que eres parte del dolor.
Comenzar otra vez, de lo absurdo a lo incierto
Y mil voces te piden volver
Hay tantas cosas que quedan por hacer
Para ser feliz solo debes entender
que eres parte del dolor.
Todo el tiempo que perdí,
maldiciendo las horas,
cada cosa quiere ser en su ser,
y las tantas cosas, que nos quedan por hacer
Para ser feliz solo debes entender
que eres parte del dolor
Y cuando despertamos tristes
solo debes entender,
que el remedio es el amor…
Cuanto hay de cambio…
Solo debes entender
que el remedio es el amor
Cuanto hay de cambio…
Solo debes entender
que el remedio es el amor

¿Vamos al parque de diversiones?

marzo 8, 2008

¿Hace cuánto tiempo que un porteño no puede hacerle esa pregunta a alguien? como invitándolo a la diversión, a la emoción, a la aventura que tiene ir a un parque de diversiones. Como verán no considero al Parque de la Ciudad como tal, por el hecho de que ha dejado de ser lo que fue allá por la década del 80.

Eran otras épocas en las que el tío José María nos traía siempre un talonario de invitaciones especiales para ir al Italpark, hasta que pasó lo que todos sabemos: lo clausuraron (con justa causa).

Bueno pero eso es historia, y a dado que, si bien me gusta escribir en esta especie de diario/blog, me gusta aún más cuando lo que escribo o narro, va acompañado por alguna foto, alguna imagen, vieja o nueva, que represente de alguna manera el sentido del post.

En este caso, es una invitación gratuita para ir al Parque de la Ciudad, válida para el día de la fecha. El problema es que es tan pero tan vieja, que la fecha se borró. Y es por eso me pregunto, ¿podré ir cuando quiera?

Entrada al Italpark

Y se preguntarán: ¿de dónde sacó eso? Bueno a mi hermano le agarró como un ataque de orden, y entre todas las cosas que encontró, encontró el pase libre para el Italpark. Pero en lugar de preguntar de dónde salió, por qué no lo disfrutamos? jaja…

Abrazos.

Diego.

Acto XVII: Vuelta a casa

marzo 3, 2008

Comenzamos el recorrido que nos dejaría de vuelta en nuestra querida Ciudad de Buenos Aires.

Pasaríamos por Las Grutas y por la ciudad de Bahía Blanca, previo a la llegada a nuestros hogares.

Parecía que el viaje había terminado allá, en El Calafate. En mí camino sabía, que no iba a encontrarme con maravilla tal como el Perito Moreno, por lo cual mi mirada había quedado en la masa de hielo austral. Es por eso que comentaba que mis relatos sobre Madryn no tendrían demasiado incapié y detalle como sí lo tuvieron los restantes paisajes patagónicos por donde habíamos estado. El cansancio de haber estado en ruta un tiempo equivalente a 6 días (entre todos los trayectos que hicimos, según las cuentas de Mauro), se hacía sentir.

Pero como dice el dicho popular: ¿quién nos quitaba lo bailado?. Ni si quiera ante la pérdida de todas nuestras fotos y videos, como dice una publicidad: el recuerdo era haber estado allí.

Última foto en Baha Blanca

A eso de las 17 horas llegaríamos a la Ciudad, y cada uno de nosotros llegaría de vuelta a casa. Quizás con un rostro cansado, pero sonriente.

Ese fue nuestro viaje, rumbo al Big Ice, un sueño cumplido.

Acto XVI: Puerto Madryn

marzo 3, 2008

Y así fue. Este día fue destinado al descanso.

No había despertador a ningún horario. Pensábamos pasear por el centro de Puerto Madryn, y a la tarde, visitar la playa que quedaba a 300 metros del hostel.

Fue el día en que también nos dedicamos a poner a punto al auto. Teníamos que alinearlo dado que ya habíamos hecho unos 7000 kilómetros por todo tipo de terreno, cambiado un neumático, y se sentían en el volante. Obviamente, encontramos obstáculos (como en todos los pueblos en que intentamos alinear y balancear los neumáticos), esta no iba a ser la excepción. Debíamos llevarlo por la mañana, y tener cuidado, porque a las 12.30 todos los empleados se iban a almorzar y “no quedaba nadie”. Así que mientras dejamos el coche, recorrimos el centro con el recaudo del horario.

Acto XV: Península de Valdés

marzo 3, 2008

Pennsula de Valdés (Puerto Pirámides) 

Bueno habrán notado, los seguidores de este humilde diario (si es que existe alguno) el gran impás que existió entre el acto anterior y el que me encuentro redactando en este momento. No es casualidad, sino que narrar y contar los lugares por donde habíamos pasado en los relatos anteriores era más emocionante, para mí, que redactar los últimos días, donde a pesar de estar de vacaciones el cansancio de la ruta se empezaba a sentir, y analizábamos constantemente la cantidad de kilómetros (y sobre todo el estado de la ruta) de cualquier excursión o lugar para conocer del que se nos presentaba la oportunidad.

No había motivo para sorprenderse. Habíamos llegado, otra vez, de madrugada al hostel que teníamos reservado. Por suerte, una vez que tocamos timbre en “Che Patagonia”, a los pocos segundos se habrió la puerta, y una sensación de calma llegó a nuestros rostros cuando la reserva que había hecho, allá por los primeros días del año, se encontraba perfectamente registrada.

Otra vez, tuvimos que ingresar a la habitación, estando el resto de nuestros compañeros de cuarto durmiendo: lo lamentamos, nosotros también teníamos ganas de descansar. Por la mañana, luego de hablar con el encargado del hostel, que nos dio un panorama de las diferentes excursiones y posibilidades que teníamos en Madryn, decidimos ir a la Península de Valdés. Teníamos que hacer aproximadamente 100 kilómetros hasta el centro de visitantes, donde se nos informaba acerca de las atracciones de la Península. Todo el recorrido dentro de la Península (que habíamos elegido hacer) eran 210 kilómetros del ripio, que gracias a Dios serían los últimos kilómetros de ripio de nuestra larga aventura. Debido a los fuertes vientos de la Península, luego de ser advertidos por los guardaparques del “traicionero” ripio de la Península, el estado del camino se encontraba con demasiados “pianitos”, formados justamente por el viento. Recomendaban también no transitar a más de 40 kilómetros por hora, y una clara advertencia también por los animales sueltos. Una de las normas de la Península: es no descender del vehículo en medio del camino, en caso de observar algún animal, uno puede detenerse con el coche a observarlo y sacar alguna foto, pero no puede bajar del auto.

Lamentablemente, como ya sabrán, no contábamos con una 4×4 para poder transitar “fugazmente” el camino, por lo cual constantemente debíamos tener cuidado con la altura de la acumulación de piedras en el camino, no solo para que el auto resbale, sino para que no toque el chapón. A todo esto, a los pianitos se los podía combatir llendo a menos de 30 kilómetros por hora, o bien superando los 80 kilómetros por hora (ojo, esto me lo han comentado, no es que nosotros lo hayamos hecho).

Fue así que realizamos el siguiente recorrido: Puerto Pirámides, Punta Norte y Caleta Valdés. Puerto Pirámides nos sorprendió con la hermosa playa con la que cuenta. Vimos un ave que había llegado con la marea, entre nuestra ignorancia y su parecido, pensamos que era un pingüino, pero cuando lo vimos volar, descartamos la posibilidad. Estuvimos un rato en la playa, cuando decidimos seguir viaje a nuestros otros dos destinos. En Punta Norte visitamos a los lobos marinos, que no dejaban, con su particular gracia, de moverse y de “murmurar” graciosamente entre ellos. Ejército era poco. Se los podía ver a unos 150 metros aproximadamente.

En Caleta Valdés, el último destino dentro de la Península que haríamos, nos encontraríamos con los ansiados y graciosos pingüinitos. Si Ejército no alcanzaba para los lobos, un batallón de pingüinos estaba al parecer “paralizado” en la costa de la Península. El vientos que soplaba era muy fuerte, y los pequeños parecían refugiarse en sus cuevas y lomas de tierra. Por fin los había conocido, algo que anhelaba hace tiempo, pero sinceramente me hubiera gustado tener algo de contacto con estos animalitos tan simpáticos y a la vez tan “chinchudos”.

Pennsula de Valdés (Caleta Valdés)

A mi parecer, el cansancio del viaje y el hecho de tener que hacer casi 100 kilómetros de un punto a otro de la Península para admirar las diferentes atracciones, opacaba un poco la Naturaleza y hacía que los días en Madryn sean más para descansar, que para conocer otros lugares. De hecho eso haríamos el día siguiente.