Acto XVI: Puerto Madryn

Y así fue. Este día fue destinado al descanso.

No había despertador a ningún horario. Pensábamos pasear por el centro de Puerto Madryn, y a la tarde, visitar la playa que quedaba a 300 metros del hostel.

Fue el día en que también nos dedicamos a poner a punto al auto. Teníamos que alinearlo dado que ya habíamos hecho unos 7000 kilómetros por todo tipo de terreno, cambiado un neumático, y se sentían en el volante. Obviamente, encontramos obstáculos (como en todos los pueblos en que intentamos alinear y balancear los neumáticos), esta no iba a ser la excepción. Debíamos llevarlo por la mañana, y tener cuidado, porque a las 12.30 todos los empleados se iban a almorzar y “no quedaba nadie”. Así que mientras dejamos el coche, recorrimos el centro con el recaudo del horario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: