Tu poder sobre mí

por Victoria Ilarraz.

Cuando se trata de vínculos, es decir, donde hay una relación entre una persona y otra (entre padre e hijo, entre novios, entre hermanos, entre amigos, etc.), no es algo inusual escuchar frases del estilo “Me haces dudar”, “Me esta volviendo loco”, “Me haces sentir culpable”, “Me mantiene atado a esta relación”, “Me descolocas”, “Me rompió el corazón”, etc., ¿Las escucharon?.
Y si nos detenemos un segundo a estudiarlas, dios mío, cuánto poder que tiene el otro sobre uno, ¿no?.

¿Cómo puede ser que YO responsabilice a otro por volverme loco?
¿Cómo puede ser que YO responsabilice a otro por la culpa que siento?
¿Cómo puede ser que YO responsabilice a otro por mi dolor?

Yo enloquezco
Yo me siento culpable
Yo siento dolor

Y acá hay dos temas: o definitivamente no tengo ningún poder sobre mí y voy a tener que empezar a revisar mis apoyos (también mi autoestima) o no me estoy haciendo cargo de que el otro “no me hace” sino que “yo me hago”.

Con respecto a lo primero, se me viene la imagen del monje shaolín de la serie Kung Fu (¿la recuerdan?), siempre centrado en sí mismo, siempre consciente de lo que lo rodeaba, totalmente reflexivo… no me lo imagino al “pequeño saltamontes” diciéndole al maestro “me hace doler maestro!”.
Y en cuanto a que el otro “no me hace” sino que “yo me hago”, tiene que ver más con el hacerme cargo de las cosas que me pasan.

En realidad, el otro puede hacer y deshacer lo que quiera, pero la que siente soy yo. Puede acusarme de muchas cosas, pero la culpa la siento yo. Puede darme varias opciones, pero la que duda soy yo. Puede ser una mala pareja, pero la que se siente atada a la relación soy yo. Puede haberse ido, pero yo llegué al punto de sentir mi corazón roto. Y quizás a otra persona esto no le pasa, ante la misma acción de un otro, no siente culpa, no siente dolor, no duda.

Por eso me parece importante volver a tomar el poder (cual He-man que eleva su espada al grito de “Yo tengo el poder!” ya que estoy con la onda ochentosa) ya que a mi me pertenecen mis actos, mis pensamientos, mis sentimientos y mis emociones, y hablando en primera persona me hago cargo de lo que me pasa.

De esta manera tengo el poder sobre mí, responsabilizándome de lo que me pasa. ¿Qué les parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: