Camino a Santa Catalina

El camino a nuestro destino sin dudas era muy largo. Habíamos partido del colegio por la noche, y nuestra primer parada era en la pcia. de Santa Fe, para cenar casi a la medianoche. Una pequeña trifulca se armaría con cantos, dado que no eramos bien recibidos en el interior en cuanto se percataban que eramos porteños. Nuestro buzo insignia nos delataba con el “La Salle Flores” estampado en el pecho. Pero no pasaba a mayores.
Al otro día, almorzaríamos ya en la provincia de Tucuman, con un poco de tiempo para recorrer la ciudad. Estaríamos un rato en la plaza de la independencia, visitaríamos la casa histórica y luego continuaríamos viaje hacia nuestra próxima parada: San Salvador de Jujuy.
A medida que nos acercábamos al destino final, la altura iba en aumento. Hoy en día habiendo recorrido la ruta 40, quien bordea en gran parte de su trayecto por la Cordillera de los Andes, la escolta desde Jujuy hasta la provincia de Santa Cruz, en El Calafate.
En San Salvador de Jujuy comenzaríamos a ver la realidad de nuestro país. Corría el año 1996 y la recesión se hacía sentir, más que nunca en el interior de nuestro país. Las calles del centro de San Salvador de Jujuy se veían inundadas por tenedores libres, todos de un mismo dueño (coreano). La primer noche la habíamos pasado en el micro, mientras viajábamos. La segunda noche la pasaríamos en un cuartel de Gendarmería, que nos prestaba sus camas para que nosotros descansemos. Una noche muy divertida por cierto, dado que eramos alrededor de 40 durmiendo en el mismo ambiente, con camas marineras de metal, en un cuartel de gendarmería! Eso sí, por la mañana, no nos salvaríamos, ya que bien temprano escucharíamos la trompeta (o no se que instrumento era), que llamaba a que los gendarmes se levanten, al igual que nosotros.

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Camino a La Quiaca - Ruta 40

Y ya era el segundo día de viaje. Nos dirigíamos a La Quiaca, antes pasaríamos por Purmamarca y conoceríamos también la Quebrada de Humahuaca. Nuestro viaje no era sólo misional, sino que nos permitiría también conocer la cultura y algunos destinos turísticos que siempre son reconocidos dentro del norte de nuestro país. En Purmamarca pasaríamos por el cerro de los siete colores, y también su Iglesia y el centro del Pueblo.

Vista desde el Hotel de Humauaca

Vista desde el Hotel de Humauaca

 En Humahuaca almorzaríamos en un hotel donde unos músicos regionales nos deleitarían con, entre otras canciones, “el carnavalito”, conocido de nuestras clases de música y de coro.
Hasta el momento, nuestro transporte hasta La Quiaca era nuestro micro, con el que habíamos partido desde el colegio. Una vez llegados al hotel de La Quiaca, donde pasaríamos nuestra tercer noche, cambiaríamos de transporte. De ahí en más, nuestro vehículo sería un Unimog de Gendarmería (esos camiones verdes típicos que todos alguna vez hemos visto). Debíamos envolver nuestros bolsos y equipaje con bolsas de residuos negras, para ser transportadas también en el vehículo, para evitar que el polvo entre entre la ropa. Viajamos todos en la parte trasera del Unimog, tapados con pañuelos, gorros, pasa montañas, lentes, y todo tipo de tela que evite que el polvo entre en nuestros ojos. El camino de ahora en más era sinuoso, de tierra, con pendiente.
En La Quiaca la altura ya se hacía sentir. La altura era de casi 3.500 sobre el nivel del mar (3.442), y algunos ya la sentíamos. Particularmente mis ojos estaban un poco saltones, con algún que otro pequeño derrame. Pero era más que normal, a medida que nos adaptabamos, la altura no se notaba. De hecho, terminamos jugando al fútbol a más de 4.000 metros de altura (y la pelota doblaba). No obstante, llamar a casa aliviaba los síntomas.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: