Sin título (¿y qué?)

[Sobre la exigencia] por Victoria Ilarraz

 

¿Porqué tengo que hacer todo perfecto?, ¿Quién me manda a mí a ser la organizadora de la reunión si no tengo tiempo ni para pintarme las uñas?, ¿Qué hago a altas horas de la madrugada escribiendo un artículo al que nadie le puso una fecha de entrega límite?, ¿Porqué en el gimnasio a pesar de no dar más –y el dolor físico me lo está diciendo- quiero seguir hasta que se acaben los 25 minutos de la cinta?, ¿No me doy cuenta que no puedo cursar cuatro materias si trabajo nueve horas diarias?, y mucho menos, qué me hace estar en dos cumpleaños en una misma noche y no poder elegir uno y disfrutarlo?.

 

Lo peor de todo es que de esto me doy cuenta… Y LO SIGO HACIENDO!

 

Lo sigo haciendo hasta el punto en donde “no puedo” con todo… “me canso”, “me desgano”, “me frustro” y ni hablar si “me lastimo”.

 

¿Qué es lo que nos lleva a esforzarnos hasta que duele en vez de parar antes de que duela?, ¿Quién va a evaluar mi decisión final?, pero sobre todo ¿tendrá que ver el cómo la evaluará?.

 

Es como si internamente tuviéramos dos instancias en pugna… una que pide más, que critica, que juzga; y otra que se excusa, se justifica y se evade.

 

-“Dale nena, son 10 minutos más y llegas a la meta!”.

-“No!, no puedo!, estoy muy cansada, no sirvo para esto”.

 

Y ahí está amigos: una linda conclusión sobre mí, todo por que?, porque no me escuché, no tuve en consideración todo lo que ya hice, solo me fijé en lo que faltaba…

 

Por todos lados se ve en acción a la exigencia o acaso los argentinos no somos los mejores?. O acaso, no tenemos que ser los mejores?.

 

Hay mucho para decir sobre este tema, pero por hoy lo dejo acá. Creo que la clave es estar en contacto con uno mismo todo el tiempo. Así, puedo sentir que me esta doliendo (por ejemplo) y responsablemente decidir si seguir me conviene.

 

Les dejo una frase:

 

“La habilidad de desistir de respuestas obsoletas, de relaciones exhaustas y de actividades que exceden el propio potencial, es una parte esencial de la sabiduría de vivir”. Fritz Perls.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: