-4 días

LANIN Allá Vamos

LANIN Allá Vamos

Me preguntaba si el título del comienzo de esta historia, debía ser -4 o -150, los días que faltarían desde aquel 13 de Julio cuando se me cruzó por la cabeza esta aventura.
Por aquellos fríos meses de invierno sí que era todo un sueño imaginar que podía estar, en pocos días más, concretando aquella aventura que en ese momento me parecía casi imposible, por el diagnóstico poco feliz de mi rodilla derecha.
No obstante, la ilusión se mantuvo, y revivió aquel viernes 19 de Septiembre, cuando me enteré que mi rodilla había sanado. Y creció aún más, cuando pude regresar mucho más motivado de aquel viaje por las sierras cordobezas, el cual no hizo más que afirmar que el camino que había tomado era el correcto. Entrenar para dar seguridad y confianza, principalmente, a la mente, que más de una vez nos juega una mala pasada.
Y así fueron pasando los días. Ustedes lo han visto. Día a día, nick renovado en el msn contando los días que faltaban para este gran momento. Lo mejor de todo: no lo vivo como el único, sino que es un camino que comenzó hace unos meses y espero, tenga tela para rato. Al menos, montañas sobran en el mundo como para seguir pidiendo permiso.
Así nació, y se fue modificando esta aventura, a tal punto que tuve la grata sorpresa de que uno de mis más viejos y queridos amigos se sume a esta experiencia, que sin duda graba un recuerdo inolvidable en las mentes y los corazones de aquellos que las vivimos. Compañía que hoy esta en duda, pero que más allá del desenlace que tenga, cualquiera sea la cumbre que alcancemos, allí estará presente. Y como todos sabemos, las montañas allí estarán, esperando que vayamos a acariciarlas cuando ellas lo permitan. Por lo cual, si no es hoy, será en otro momento mi querido amigo.
El tiempo es cambio. Lo leí varias veces, y sigo apostando a esa pequeña frase. Y sin duda que día a día cambiamos, de a poco, hasta inclusive no no demos cuenta de pequeños cambios que se producen en nosotros. Internos, pero que tarde o temprano, afloran a la superficie.
Y sin dudas, los que vamos no seremos los mismos que regresamos.
Los que regresamos, no somos los mismos que fuimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: