Archive for the ‘Mendoza’ Category

Por fin… el destino original…

diciembre 17, 2007

 Mendoza (Cañon del Atuel)

¿Por qué digo por fin el destino original? porque después de haber recorrido Santa Fe, Córdoba, La Rioja y San Juan, estabamos llegando al destino original de nuestro viaje: Mendoza.

Sucede que no todos nuestros amigos y compañeros de aventura habían podido tomarse los dos días que habían quedado entre los feriados de Semana Santa y del 2 de Abril, por lo cual, cuando llegabamos a Mendoza nos acoplabamos al resto de los goonies jaja…

Luego de haber pasado por la ciudad capital de San Juan, eran eso de las nueve de la noche y nos restaban alrededor de 200 kilómetros para llegar a Mendoza. Recorrimos un poco la ciudad, y nos detuvimos a comer algo en una estación de servicio, donde consultamos sobre el estado de la ruta a Mendoza. Nos contestaron que se podía viajar sin ningún tipo de problema, y que la ruta era una “autopista”.

Al saber esto, pensamos… autopista… varios carriles… separados… iluminación… un trayecto sin más obstáculos que sólo mantenerse despierto y ser prudente en el viaje. Sin dudarlo, emprendimos camino a mendoza, luego de haber hecho la parada “técnica” en San Juan.

Resultó ser que la “autopista” de repente se convirtió en una ruta de un carril de ida y otro de vuelta, sin luz, con badenes, posibles animales que obstaculizaban la ruta, una flor de tormenta, y nada más que eso. La autopista duraba unos pocos kilómetros, hasta convertirse en una ruta provincial común y corriente. Fue así cuando empezamos a tener algunos recaudos en cuanto a límites de velocidad, y con los adelantamientos, dado que entre la tormenta, la oscuridad y el hecho de no conocer la ruta, era suficiente para ser doblemente prudente. La táctica? fijamos la velocidad en 100 y veníamos siguiendo un camión (de YPF si mal no recuerdo) que estaba a unos 50 o 100 metros delante nuestro. A todo esto, había algunos controles policiales, y de hecho tuvimos que deternos una vez, dado que la policía se encargaba de hacer disminuir la velocidad si detectaba ganado en la ruta.

Después de dos horas de viaje, comenzabamos a llegar a la ciudad de Mendoza, cuando de repente se nos cruzó un perro en nuestro camino. Fue el único “altercado” o momento difícil que nos tocó en todo el viaje y en todas las rutas por donde transitamos. Lo que me salió fue volantear hacia la derecha y esquivarlo, y luego frenar el coche porque la maniobra se ganó nuestro susto y nerviosismo. Quedó ahí, como una anécdota más, y que sabíamos que en 6.500 kilómetros que transitamos en todo el viaje, era probable que nos ocurra. Y por suerte no nos traumó como para seguir adelante con todo el resto del viaje. No obstante, el 3 de Abril volvimos a nacer… (y van…)…

Mauro, como buen copiloto, seguía encargándose de todo el tema cartográfico, del mate y además, a medida que ibamos llegando a diferentes ciudades, se encargaba de averiguar el alojamiento. En este caso, volvió a conseguir alojamiento en la cadena de Hostelling Internacional, en este caso, Mendoza-Inn. Encontramos una onda a “viaje de egresados”, gente de todas partes del mundo, inclusive nuestro país. Costaba descansar porque la habitación era para ocho personas, y la gente entraba y salía (como los japoneses rosarinos que buscaban bolsitas en su equipaje), y nosotros veníamos de un largo día.

Esa noche, o mejor dicho, esa madrugada, luego de acomodarnos en el hostel, decidimos ir a cenar. Nos encontramos con  mi hermano, que también estaba en Mendoza (y dio la casualidad, que estaba a unas pocas cuadras parando en lo de una amiga) y cenamos todos juntos. Vino con el hermano de Nani, para mí con un especial parecido a “arjona”… juzguenló ustedes jaja…

Mendoza

La cantidad de excursiones y lugares por conocer que hay en Mendoza era tal, que llegaba el punto que uno quedaba abrumado por tantas cosas y no sabía en qué aprovechar el tiempo. Por mi parte, el primer “día” que estuvimos en Mendoza, me quedé en el hostel para recuperar un poco de sueño atrasado que tenía del resto del viaje, hasta la media tarde, donde ibamos a conocer unas bodegas (imposible era dejar de ir a conocer alguna que otra bodega en mendoza). Visitamos 2 bodegas, una que realizaba todo el proceso manualente, y otra industrializada. Además, visitamos una fábrica de chocolate, que también estaba incluida en la excursión.

 Bodegas en Mendoza (Mauro y Yo)

Al otro día, partiríamos hacia San Rafael, el único lugar donde sabíamos (gracias a Dios) donde nos hospedabamos. Era prácticamente el único lugar planeado que teníamos reservado con anterioridad, y vino bien para terminar el viaje.

El mismo día que llegamos a San Rafael, hicimos el circuito del Dique de Los Reyunos. El clima estaba un poco cambiante, y saqué unas cuantas fotos con minutos de diferencia, y a pesar de estar sacadas casi a la misma hora, los tonos de las nubes cambian entre azules y grises…

Mendoza (Circuito Dique Los Reyunos)Mendoza (Circuito Dique Los Reyunos)

Mendoza (Circuito Dique Los Reyunos)Mendoza (Circuito Dique Los Reyunos)

A la noche nos encontraríamos con nuestros amigos en las Cabañas, y pasaríamos dos días más donde visitaríamos Las Leñas, Malargüe, Valle Grande y el Cañon del Atuel…

En otro post sigo contando del viaje!

Abrazo.

Diego.