Posts Tagged ‘ascenso cerro champaquí’

Ascenso al Cerro Champaquí en un día | Provincia de Córdoba | Argentina | 2790 msnm

noviembre 28, 2010
cumbre del cerro champaquí
Hoy más que nunca, le hizo honor a su significado: “con agua en la cumbre”

Consideraciones Generales

Esta página pretende narrar nuestra experiencia en el Ascenso al Cerro Champaquí, realizado durante el día 6 de Noviembre de 2010. El sendero transitado fue el que comienza en Villa Alpina, y el objetivo de nuestra aventura era alcanzar la cumbre y regresar a la Va. en el mismo día. Y así fue.

A esta altura no se realmente si existen fundamentos para explicar lo que hemos hecho. En realidad sí, se me viene a la mente que lo hicimos porque el año anterior no pudimos lograr el objetivo completo. Pero esa respuesta sería un fundamento enmascarado de la verdadera causa que originó esta idea. Podríamos decir que uno de los fundamentos es el simple hecho de probar nuestra resistencia, y con el fin de lograr un entrenamiento similar a una jornada de “intento de cumbre” (o “ataque a la cumbre”, como quieran llamarlo) en cualquier otra montaña. Aunque particularmente en esta, la intensidad está dada más por la distancia transitada (aproximadamente 40 kilómetros entre ida y vuelta) que por algún otro condicionamiento del contexto (como podría ser la altura).

Si bien la altura del Co. Champaquí no supera los 3.000 metros sobre el nivel del mar, con mis compañeros de equipo pensábamos, allá arriba mientras nos dábamos el gusto (y la recompensa) de almorzar tranquilamente en la cumbre del Co., si el champaquí tuviera 2.000 metros más de altura (es decir, que acariciaría los 5.000 metros sobre el nivel del mar en nuestra imaginación), sería imposible.

Me tomo el tiempo para escribir esta “historia” con algunos objetivos, desde dejar plasmada nuestra experiencia hasta para recordar los momentos vividos en ese día interminable.

Creo que es necesario hacer un alto para que el lector entienda que esta experiencia no ha sido un “capricho”, o una “locura”, de algunas personas que un día se levantaron temprano, y que como no podían conciliar el sueño, en lugar de salir a caminar y hacer el recorrido en el tiempo estimado que suele realizarse, se levantaron a la madrugada y dijeron “¿por qué no ir y volver en el día?”. Bueno si estaban pensando eso, lamento comunicarles que estaban equivocados. Planificamos, no fuimos improvisados.

¿Quienes Somos?

Es bueno que sepan quiénes están de este lado. Y como mencionaba en el párrafo anterior, no somos unos improvisados que un día llegaron a la oficina de turismo de Córdoba y preguntaron ¿a dónde podemos ir?, y nos gustó el desafío de ascender al Champaquí, y encima en un sólo día.

Fotógrafo oficial de nuestra aventura

Atravesando la Pampa de Achala, detrás las Sierras Grandes

En la cumbre del Champa, cargando energía

Tanto Adrián, Ale y quien les escribe, hemos transitado las sierras (grandes) cordobezas en una gran cantidad de oportunidades y modalidades (más de una decena cada uno de nosotros). En un inicio lo hemos hecho con empresas, como corresponde; es decir, con guías de montaña que conocen por demás los senderos. Las hemos transitado de un lado al otro (es decir desde Los Hornillos o desde Va. Alpina), con climas favorables y climas adversos (lluvia, agua nieve, nieve, granizo, ráfagas de viento, etc.). Hemos tenido la oportunidad de pertenecer a un grupo de “amigos montañistas” con los cuales hemos realizado diferentes excursiones (acampando), transitando los mismos senderos que grabamos en nuestros gps en diferentes oportunidades.

Además de nuestras aventuras serranas, hemos estado en montañas de mayor altitud y de diferentes características.

Hago esta aclaración para quedarme tranquilo, de que ninguna persona que lea esta página (o parte de ella), crea que teniendo algunos pocos kilómetros de montaña pueda emprender una empresa de esta magnitud (ni poca ni mucha, con la magnitud que sea subir al Champaquí en 16 horas transitando aproximadamente 40 kilómetros de senderos de montaña).

La montaña, cualquiera fuera, merece respeto. Por ese motivo es que preparamos esta experiencia con todas las precauciones que estaban a nuestro alcance, y dejando librado al “azar” la menor cuota posible.

Precauciones

La fecha

No en vano elegimos la época de la primavera para realizar la actividad. En esta fecha contamos con aproximadamente 14/15 horas de claridad y luz solar. Las temperaturas en Noviembre no son tan altas como las que pueden alcanzarse en las sierras entrado el verano. En esta página se puede chequear (en Argentina) el horario de salida y puesta del Sol. Me ha sido muy útil para despejar dudas acerca de las horas de claridad con que gozaríamos (en cualquier sendero que sea).

http://www.hidro.gov.ar/observatorio/sol.asp

El clima

Me quedé pensando: reducir al máximo el factor “riesgo”. Ese fue uno de mis principales objetivos durante la última semana previa al viaje. Si bien el clima no depende de nosotros, podemos hacer todo lo posible para estar prevenidos. El clima fue monitoreado desde 5 páginas web que brindan pronósticos extendidos. Contamos con información de 36 horas previas a nuestro primer paso hacia la cumbre. Si bien con un pronóstico meteorológico favorable uno se predispone de muy buena manera para realizar la actividad, en ningún momento descartamos equipo que nos pueda ser útil en caso de que el tiempo desmejore de un momento a otro (que suele suceder). Todos contábamos en nuestras mochilas con: un cubre pantalón / pantalón impermeable, una campera impermeable / una prenda de abrigo (ya sea campera de plumas, o polar 200, o similar) y guantes.

Las páginas consultadas para conocer los pronósticos meteorológicos fueron:

Esta última página brinda información del clima especialmente para montañas. Permite tener un pronóstico estimado a diferentes cotas (altitudes).

La Orientación

Si bien ya habíamos transitado las sierras (con guías de montaña y solos también), hay muchas zonas en las sierras cordobezas que terminan siendo un laberinto. Inclusive visualmente uno puede planificar un camino a realizar para acercarse cada vez al Cerro Champaquí, pero de un momento a otro puede encontrarse con obstáculos que no se ven a la distancia o a simple vista (como ser alguna quebrada que termina abruptamente y no permite su descenso utilizando, tradicionalmente, las piernas).

Es por eso que contábamos con dos equipos de GPS (Garmin), los cuales tenían cargados los mapas correspondientes a las sierras (con curvas de nivel, que se pueden bajar gratuitamente de http://www.proyectomapear.com.ar/), como así tambien los tracks (o caminos, huellas) que habíamos realizado en diferentes viajes para ir desde Va. Alpina al Cerro, pasando por la zona de los refugios. En partes del camino no los miramos, en otras partes fueron imprescindibles para tomar una decisión acerca del rumbo.

La alimentación y la hidratación

En cada parada que hacíamos ingeríamos agua y algún alimento que nos de energía (carbohidratos simples que son los que el organismo asimila más rápidamente). Llevamos barras de cereal, turrones, frutas secas, caramelos, jugos en polvo para hidratar y bebidas isotónicas. Todo el tiempo cada uno cargaba con dos litros de agua en la mochila.

En camino

Nos levantamos a las 3 AM y luego de un buen desayuno, encaramos el sendero que se inicia en el Pinar. A las 4.15 ya estabamos caminando.

Comienza el sendero, 4.15 AM

No hubo viento hasta superar el Pinar, y llegar al refugio Ojo de Agua (el que tiene el arco realzado con troncos). A las 6.15 ya habíamos llegado al Puesto de Moisés López.

Fin del Pinar, amaneciendo

Nos cruzamos con un guía y su correspondiente grupo de clientes. Saludo obligado, y nos comentó que veníamos “sobrados” para nuestra aventura (esto fue alrededor de las 9 de la mañana atravesando la Pampa de Achala, zona previa antes de llegar a los puestos y la escuelita que esta al pie del Champaquí). Esta cuota de optimismo nos relajó (porque intentábamos no demorarnos de más en las paradas y porque uno nunca sabe si las condiciones climáticas pueden variar y nos obligue a caminar un poco más lento de lo previsto); creo que nos relajó tanto que aminoramos un poco la marcha y aprovehamos para sacar más fotos, sobre todo Adrián.

A las 10 habíamos pasado por la escuelita, y ya estábamos encarando los 600 metros (aproximadamente) de desnivel que nos separaban con la cumbre del Champa. De ahí en más, era todo subida. Se nos hizo bastante corto, dado que mantuvimos un ritmo tranquilo con muy pocas paradas de descanso.

A las 11.45 Ale y Adrián ya estaban nuevamente en el punto más alto de Córdoba. Por mi parte, me había retrasado unos 5 minutos, pero lo habíamos logrado.

The Neverending Champaquí

de izquierda a derecha: Diego, Ale y Adrián

En realidad, la mitad del objetivo estaba completo. Faltaba exactamente la mitad de trayecto, sumado al hecho de volver sanos y salvos, que siempre es lo más importante.

Luego de una hora de almuerzo y las fotos de cumbre, comenzamos el descenso a las 13.15. El horario estaba perfecto, de hecho el clima nos permitió disfrutar de una cumbre con pocas nubes, y prácticamente sin viento.

Y aquí vino uno de nuestros primeros errores. Encaramos la bajada (concientemente) unos 100 metros corridos del track original (del sendero original). Luego esos 100 metros terminaron siendo 200 metros, lo suficiente para habernos alejado mucho del sendero “rápido”. Estos 200 metros era en distancia horizontal, pero el problema era que ya habíamos descendido unos 500 metros de desnivel, por lo cual remediar el error nos exigía remontar unos cuantos metros de altura.

Quizás el segundo error fue consensuar entre los tres y decidir bajando por una especie de lecho de río (creemos hasta el día de hoy que era un “afluente” del Río Tabaquillo). La vegetación era muy cerrada y hacía que cada paso que dábamos incluya algún paso complicado.

Sabíamos que seguir descendiendo nos iba a llevar a la zona de los refugios, que según nuestro GPS teníamos a poco más de un kilómetro.

Comenzaron las decisiones correctas! Vimos que podíamos remontar la quebrada en la que nos habíamos metido por un acceso relativamente fácil, y que nos depositaba en una “verde pradera”. Así la llamamos en ese momento, y era una especie de “salvación” para nuestros 60 minutos de orientación desorientada.

Luego de llegar a este lugar, tuvimos un panorama mucho más claro de cómo aproximarnos al camino original. A las 16 ya estabamos de vuelta en camino, y pasamos frente al refugio de Escalante.

Nos encontramos en varias oportunidades con unos gauchos que estaban “paseando”, y cada vez estábamos más cerca de lo de Moisés Lopez. Esa era prácticamente nuestra última parada “larga” antes de atravesar nuevamente el pinar que nos despidió de madrugada, y nos recibía al anochecer.

Luego de 16 horas de haber partido desde Va. Alpina, regresábamos al Albergue, sanos y salvos, con una cumbre más, y un compañero de sendero nuevo: Guly (el perrito que nos acompañó durante todo el trayecto).

El desafío del año anterior, había sido alcanzado casi un año después.

Creo que recién unos días después del esfuerzo realizado caímos en la cuenta de lo que habíamos hecho. Y también creo que por eso mismo pensamos hacerlo al menos (y como mucho) una vez al año!

Abrazos para todos los lectores, ojalá les sirva esta humilde nota.

Diego Cesario

Track del GPS

Si bien he compartido algunas rutas en la conocida página www.wikiloc.com, donde los aventureros del mundo suben (subimos) los diferentes tracks para compartir con quien desee transitar alguno de los lugares donde hemos estado, hace mucho que no lo hago. Por lo cual, si alguna persona estaría interesada en hacerse de un track con la ruta Villa Alpina – Cumbre del Champa, no tiene más que enviar su comentario a través de este blog en esta nota solicitándola, y será remitida a la brevedad por correo electrónico. [ACTUALIZADO 12/2016 – Este es un ejemplo de track descargable desde la página de wikiloc para todos aquellos que quieren el track, registrarse es gratis y pueden descargarlo sin costo http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=289426%5D

El sendero desde Va. Alpina (derecha | este) hacia las Sierras Grandes (izquierda | oeste)

El sendero desde Va. Alpina (derecha | este) hacia las Sierras Grandes (izquierda | oeste)

Altimetría del Camino

Desde Villa Alpina (1.350 msnm aproximadamente) hasta la Cumbre del Co. Champaquí (2.790 msnm aproximadamente). Si bien el desnivel entre el punto de salida y la cima es de 1.450 metros aproximadamente, como se observa en el gráfico obtenido de la aplicación Map Source (aplicación que viene con los GPS de Garmin), el desnivel superado es de más de 2.600 metros, dado que el terreno no sube linealmente, sino que tiene subidas y bajadas constantes.

Altimetría del Camino

Altimetría del Camino

 

Desafío Superado